En el silencio del Post Parto

Voy a empezar por confesarles que estoy nerviosa ya que es la primera vez que escribo un blog, no se bien cómo hacerlo pero sí se que tengo muchas cosas que compartir, ideas, historias, experiencias y mucho más.

En esta época de tanta información y no se si les ha pasado que en cuanto eres mamá por primera vez en realidad sientes que no sabes nada. Todo lo que leías que pasaba semana a semana del crecimiento, libros de crianza, de cómo ser padre, bla, bla, bla…, a veces en realidad nadie te mencionó como era la sensación del postparto; de cómo te sentirías emocionalmente después de ver a tu bebé que sí es maravilloso pero cuando llevas varias noches sin dormir, no terminas de entender bien qué es lo que quiere o necesita y además el cambio radical que sufrió tu cuerpo.. no , nadie te lo dijo- y a veces no sabemos que hacer con esas emociones encontradas de brotes de felicidad como nunca la habías experimentado pero también de miedo, cansancio y a veces tristeza.

Es demasiado que asimilar en tan poco tiempo y lo que siempre les digo a las mamás es… Todo cambio necesita tiempo, autocompasión, amor y paciencia.
Así es, es un gran cambio y esta nueva TU lleva un tiempo en ajustarse en re encontraste con el espejo y que a su vez tus hormonas se ajusten, tu cuerpo se adapte a estar en constante alerta y al mismo tiempo tu corazón se expanda.. lleva tiempo pero sobre todo mucho amor a ti misma, saber que es una etapa y que de ella saldrás con mejor actitud si reconoces que puedes pedir ayuda. Que puedas apoyarte en alguien para descansar cuando tu bebe esté durmiendo y tu puedas confiar en que estará bien mientras duermes una siesta. En platicar con tu pareja y decirle que necesitas que reconozca ese gran esfuerzo, dejarte a veces llorar sin cuestionarte o sin juzgarte solo dejarte llorar porque tu cuerpo también necesita ajustarse y es una sabia manera de equilibrarse, en tener a alguien en quién contarle lo que a veces nos cuesta trabajo reconocer de lo que no suena tan padre, saber que la prioridad no es que te visite todo mundo y tengas que estar perfecta, arreglada, bañada, peinada, etc cuando en realidad ese tiempo lo puedes aprovechar para descansar y conectar con tu bebé.

Parecería que no suena lo mas lindo la maternidad y si eres mamá y estas leyendo sabes que seguramente es lo que te ha hecho más feliz, que con una sonrisa todo lo demás se desvanece pero también creo que es importante hablar de lo que a veces pasa en la soledad de la cuarentena para generar consciencia y con ésta brindar como sociedad más apoyo a las mamás.